La Interrogación

"Como otros estudiantes, los atletas desarrollan su comprensión y aprenden más eficazmente cuando están implicados en la resolución de problemas por ellos mismos (Butler, 1997). Si los expertos simplemente presentan conocimientos (algunas veces bastante enérgica/convincentemente) a aquellos que son inexpertos y toman decisiones por ellos, los atletas se vuelven menos capacitados. En otras palabras, si en las necesidades de los atletas no influyen sus experiencias de aprendizaje, el aprendizaje es mínimo. Cuando los entrenadores utilizan un estilo empoderado (empoderar: conceder poder a un colectivo para que mediante su gestión mejore su actuación) de entrenamiento los atletas ganan y toman propiedad de sus conocimientos, desarrollo y toma de decisiones que los ayudaran a maximizar su rendimiento. Este enfoque les proporciona una oportunidad para tomar parte en el proceso de toma de decisiones que está implícito en la organización y actuación de los deportes de equipo". Lynn Kidman.

Share

Continuamos este apartado de habilidades de enseñanza y aprendizaje con otra de las habilidades principales del enfoque centrado en el atleta. Si esperamos que nuestros jugadores comprendan el juego y, de esta forma, sean capaces de tomar buenas decisiones dentro del campo, es fundamental que les enseñemos a que se pregunten, constantemente, cual es la mejor solución a las diferentes dificultades que se presentan durante los encuentros. Para ello, nada mejor que fomentar esta habilidad.



La técnica de la interrogación no es sencilla, fundamentalmente porque no estamos habituados a ella. Cuanto más la trabajemos, mejor la aplicaremos y mayor comprensión y aprendizaje aportaremos a nuestros entrenamientos.

"Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo".

Benjamin Franklin