Una cultura de equipo de calidad

"Como otros estudiantes, los atletas desarrollan su comprensión y aprenden más eficazmente cuando están implicados en la resolución de problemas por ellos mismos (Butler, 1997). Si los expertos simplemente presentan conocimientos (algunas veces bastante enérgica/convincentemente) a aquellos que son inexpertos y toman decisiones por ellos, los atletas se vuelven menos capacitados. En otras palabras, si en las necesidades de los atletas no influyen sus experiencias de aprendizaje, el aprendizaje es mínimo. Cuando los entrenadores utilizan un estilo empoderado (empoderar: conceder poder a un colectivo para que mediante su gestión mejore su actuación) de entrenamiento los atletas ganan y toman propiedad de sus conocimientos, desarrollo y toma de decisiones que los ayudaran a maximizar su rendimiento. Este enfoque les proporciona una oportunidad para tomar parte en el proceso de toma de decisiones que está implícito en la organización y actuación de los deportes de equipo". Lynn Kidman.

Share

Con esta, completamos las principales habilidades del enfoque centrado en el atleta. La cohesión del equipo es uno de los factores fundamentales de su éxito. Tenemos grandes muestras de ellos en todos los deportes. Crear una cultura de equipo de calidad no es tarea fácil. Debemos tener presente la amplia variedad de caracteres, intereses y espectativas de todas las personas que componen un equipo, pero las ventajas que se consiguen merecen el esfuerzo.



Establece tu cultura de equipo al principio de la temporada, asegúrate de recordárla constantemente durante la misma, e involucra a todo el equipo... a todo.